Blog

Barbas con historia: Abraham Lincoln

Las barbas, a lo largo de los siglos, no siempre han tenido el mismo protagonismo y durante el siglo XX y el XXI, las barbas perdieron protagonismo dando paso al bigote. Aún así, muchos eran los militares y políticos que las lucían recortadas y perfectamente arregladas, como el que fuera presidente de EE.UU, Abraham Lincoln, que le dio mucha personalidad.

Abraham-Lincoln-en-Noviembre-de-1863

La historia detrás de la barba de Abraham Lincoln

El 15 de octubre de 1860, Grace Bedell, una niña de 11 años, debido al aspecto demacrado y al rostro con acusadas marcas de expresión que tenía Abraham Lincoln le dijo: “Déjate crecer la barba”.

Abraham-Lincoln-sin-barba-e1470333264657-720x360

Ese mismo año, una joven de Nueva York, le escribió una carta al candidato republicano a la presidencia, remarcando la ocurrencia de Bedell. En parte de la carta decía:

De momento tengo cuatro hermanos, y algunos te votarán de todas formas, y si te dejas crecer la barba intentaré que los demás también te voten. Tu aspecto mejoraría mucho porque tu cara es muy delgada. A todas las mujeres les gustan los hombres con barba, y seguro que intentarían convencer a sus maridos para que te votasen y entonces serías presidente.

El candidato, que siempre había llevado una cara completamente afeitada con la idea de que le daba un porte majestuoso, se dejó crecer la barba pasando esta a ser un elemento importante de su imagen y su personalidad.

Deja un comentario





Back-To-Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR