Blog

Barber’s Gin: cuídalo al detalle

Tienes Barber’s Gin, la mejor ginebra para preparar un gin tonic o combinado. Tienes las nociones para preparar un gin tonic perfecto, y recetas de cócteles –veraniegos, invernales, para todo el año– si lo que te apetece es probar sabores nuevos. Pero si lo que de verdad quieres es un resultado de diez, no debes pasar por alto los detalles que marcan la diferencia. El hielo o la tónica que emplees a la hora de preparar tu gin tonic o el tipo de copa en el que lo sirvas pueden ser la diferencia entre matrícula de honor o aprobado. Y Barber’s Gin se merece todos los mimos posibles, ¿no crees?

La copa

Tienes todos los elementos para preparar tu gin Barber’s. Y ahora, ¿dónde lo sirves? La regla de oro es: nunca lo hagas en un vaso de tubo. El continente idóneo para tu gin Barber’s es una copa de balón, o en su defecto, un vaso ancho. Y no es un capricho, tiene su porqué. La ginebra es un destilado aromático y es al expandirse junto a la tónica -proceso que puede realizar en un vaso estrecho- cuando muestra sus mejores matices aromáticos y gustativos.

El hielo

melting ice cubes

¡Pero si es agua congelada! Sí, pero no. El hielo importa, y mucho, en el gin tonic final. Porque aunque a priori solo sea eso, agua congelada, el cómo se haya preparado y almacenado va a influir en la obtención de un hielo de mayor o menor calidad: puede convertirse en tu mejor aliado o en el peor enemigo de tu gin. A la hora de contar con el hielo, tienes varias opciones. La más cercana es fabricarlo en casa. Pero ojo, porque durante su formación, el hielo tienen a formar burbujas de aire y captar los olores. Por ello, para que salga un buen resultado, tienes que tener en cuenta varias pautas:

  • Mantén limpias las cubiteras antes de rellenarlas de agua. Para eliminar los olores residuales, usa unas gotas de limón o agua de lavado.
  • Evita utilizar agua de grifo, porque es frecuente que conserven algún sabor. Si buscas un hielo de calidad, opta por agua embotellada u osmotizada.
  • Coloca la cubitera en un departamento del congelador donde no esté en contacto con otros alimentos: porque no, no quieres que tu gin acabe sabiendo a ese pescado junto al que pusiste el hielo.

Otra opción es adquirir hielo embolsado en algún establecimiento -los usuales para este tipo de venta son supermercado o gasolinera-. Intenta que el hielo sea lo más transparente posible y que los cubitos sean macizos, sin agujero en la parte central. ¿Por qué? Que el hielo tenga un aspecto blanquecino refleja la presencia de aire en su interior, lo que hará que se derrita más despacio. Comprar hielo ya elaborado nos asegura, eso sí, la calidad del hielo, ya que las fábricas de procedencia se rigen por medidas de seguridad y sanitarias.

La tónica

La elección de la tónica es un tema controvertido, ya que cada uno tiene una en concreto que es su predilecta. Solo te recomendamos, por tanto, que no te decantes por cualquiera. Hoy en día el mercado ofrece muchas y muy variadas opciones, y con buena relación calidad-precio. Porque un gin de calidad se merece una pareja a la altura: ¡tenlo en cuenta!

Los aderezos
gin_tonic_botanicos
Al igual que sucede con la tónica, la incoporación o no de especias o botánicos para aportar matices a tu gin Barber’s es una elección muy personal. En caso de que quieras probar algo más allá del clásico gin&tonic&hielo, te recomendamos que añadas algún toque cítrico a tu Barber’s -limón, lima o naranja- o bien algún de regaliz negro -¡una elección 100% Barber’s!-. Eso sí, para gustos, los sabores, y lo importante es que disfrutes al máximo de la experiencia de un Barber’s Gin. Así es que déjate guiar por tu instinto: ¡tu paladar manda!

 

Deja un comentario





Back-To-Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR